Friday, 26 October 2018

Tejido

No sé explicar por qué escribo. Quizá no sea necesario. Pero intentaré explicar(me) por qué no puedo vivir sin leer. La razón más importante es el nombramiento. Se me escapa aquello que no puede ser puesto en palabras y me genera terror. En mi obsesión de entendimiento yo soy pregunta. Y lo que siento, mis claudicaciones, mis incongruencias, mi caos, necesita un sitio. Un acercamiento a la comprensión aun cuando pueda no ser respuesta y si respuesta incluso no definitiva. En los libros otros nombran lo que yo no sé explicar. Alguien ya ha sentido lo que yo siento y es un alivio. Y si tiene nombre, existe, cobra forma. Consigo entonces materializar de algún modo mis hilos interiores y tejer con ellos un abrigo. Las palabras que encuentro en los libros son mis agujas de tejer. De otro modo, todo mi caos, sería solo hilos sueltos. 

Tuesday, 31 July 2018

La paradoja del olvido

El día en que sea capaz de no pensar en ti hasta la noche, sabré que te habré olvidado. Pero como no pensaré en ti, no caeré en la cuenta de haberte olvidado. Pues si caigo en la cuenta de no haber pensado en tu nombre, estaré pensando en tu nombre. Y, por tanto, no te habré olvidado. Es decir, jamás sabré si he conseguido olvidarte. Por eso, y como no podré hacerlo entonces y si es que algún día lo logro, te pido disculpas de antemano por haberte olvidado.

Monday, 30 July 2018

Love vs Life

The price of a really interesting life is not being available, sometimes, for those who love and need you. I wasn´t strong enough to live like that. So, I may be an interesting person who could have had a richer life. You can say I lost my opportunities. And that would be true. I still choose love. Not because I know how to love but because I don´t know how not to.

Saturday, 21 July 2018

Ácidos etéreos


Si algún día se descubre
le forma de analizar
el ácido desoxirribonucleico del alma,
voy a mandarles una muestra
de la tuya y de la mía.
Vas a ver que confirman mi creencia:
almas gemelas.

Thursday, 19 July 2018

Bicicleta

Hoy vi a un hombre en bicicleta a metro y medio de distancia de las ruedas de mi auto. Se cayó. Casi lo piso. Frené, dejé el auto donde estaba; cercano a la vereda, pero no estacionado como correspondía. Encendí la baliza, bajé, agarré al hombre del brazo -que intentaba inútilmente enderezar la bicicleta- y lo obligué a subir a la vereda. Un motociclista que pasaba se ocupó de este asunto. El hombre lloraba y estaba muy borracho. Empezó a decir que estaba solo, que sus hijas no querían verlo. Que era padre y abuelo. Me preguntó cómo había llegado hasta allí. Le dije que se había caído delante de mi coche. Se le caían los mocos. Le pregunté si sabía dónde vivía y si quería que lo alcanzara. No me supo explicar. Juró que era la primera vez que se emborrachaba. No le creí. Dijo que no quería morirse. Me extendió la mano y la recogí. Dio que yo era una gran mujer. Me agaché y le dije lo que pude, lo que supe. Que todo tenía solución, que todos merecíamos ser felices…ya no recuerdo bien qué le dije. Durante veinte minutos dije lo que creí correcto. Una mujer pasó por allí y preguntó si precisábamos algo. Le pedí que trajera agua. No volvió. Y yo me tenía que ir también. Tenía cita con el médico. Así que le dije que se cuidara, él me repitió llorando que yo era una gran mujer, otra vez le dije que tuviera confianza que todo se solucionaría, me subí al auto bajo la mirada de varios curiosos, y me fui.

Tuesday, 17 July 2018

Designio

En un cuarto que cobija solo a dos y cuya puerta nunca se abre no hay designio. No se designa no hace falta nombre no hay mención no evocación no remembranza. No hay a quién llamar. Nadie buscara el origen curioso de la voz que nombra y es nombrada. No hay necesidad de reconocimento no multitud no pueblo no masa no otredad molesta en un cuarto que alberga solo a dos y cuya puerta nunca se abre. No intimidad en contraste de lo público no necesidad de huida. Habrá quizá encuentro carnal encuentro pasional encuentro para pronto desencuentro quizá reencuentro pero no habrá amor en un cuarto que abarca solo a dos y cuyas paredes nunca se abren.

Si el nombre es amor, deberás abrir la puerta.


Monday, 16 July 2018

Castigo


Los pocos sobresaltos no mantienen
el ritmo inusitado, la sorpresa.
El tedio entretanto sobrevive
en uno de los círculos dantescos
aguarda en el infierno sin resguardo.